Lo sé, lo sé… con ésta van dos semanas sin subir un vídeo a mi canal de youtube. Os puedo asegurar que está completamente justificado. Los que me conocen saben que llevo casi un mes trabajando de sol a sol. Con prácticas toda la mañana, media hora para comer, e impartir un curso toda la tarde.

Así, que una vez terminado el “chollo” he aprovechado el fin de semana para actualizar el trabajo atrasado, y pasármelo completito en pijama y zapatillas. (Sísí… eso mismo que siempre digo que nunca nunca se debe hacer 🤣)

Y reflexionar, tan profundo que uno suspira en lugar de respirar hondo. (Todo ellos mientras recojo los “juguetitos” y trastadas de “doña Marina”)

A veces se hace muy necesaria una cierta “procrastinación programada” Me refiero al hecho de saber que tenemos cosas pendientes, pero que después de establecer prioridades, si no hay nada urgente e importante a la vista, PARAR.

Lo dice Víctor Kuppers, para mí uno de los más grandes precursores del “vivir con entusiasmo”. Como os digo es una gran referencia para mí, pero creo que nuestras mayores referencias deben ser aquellos que nos rodean. Y yo tengo la suerte de estar rodeada de gente súper motivadora y optimista. Así que le otro día mi amiga Montse me dijo: “Miryam, o paramos o nos para el cuerpo”

Y lo que dicen mis amigas, va a misa.

Como comprenderéis con esta “facha” de bata, zapatillas y pelos a lo loco, no es plan de ponerme a grabar un vídeo… Pero me he dado cuenta de que tengo un vacío, al no poder colgar un vídeo. Es algo difícil de explicar, pero es como si el cuerpo me pidiese seguir conectada al blog y al canal de youtube de alguna manera.

Así que me he puesto a pensar de que hablaros, y he pensado que podría daros unios consejillos de Robin Sharma para reflexionar. Si no lo conocéis, es un señor que dice muchas verdades relativas al liderazgo y desarrollo personal. Uno de sus libros más famosos es El Monje que vendió su Ferrari. Con esta referencia es más probable que os suene.

Aquí os dejo una pequeña entrevista en vídeo para acercaros a su filosofía de vida.


A lo que íbamos. A Continuación os cuento 10 consejos de este caballero que nos ayudarán a reflexionar sobre nosotros y nuestras lifes:

1. La forma en la que haces las pequeñas cosas, pone de manifiesto el cómo haces las grandes cosas.

Parece evidente si lo pensamos, pero si recordamos esta frase cuando estamos haciendo pequeñas cosas, será más fácil que seamos más concienciudos y puntillosos para poner la puntillita y nuestro sello a lo que hacemos.

2 Nos convertimos en la persona con la que tomamos café. Nos convertimos en nuestras relaciones.

Una vez escuché, que somos la media de las 5 personas que nos rodean. Los motivos son obvios, pero la reflexión ha de servirnos para cuidar mucho no sólo con que personas nos relacionamos, sino para detectar a aquellas personas que nos rodean, y que no aportan como deberían. (¿Cómo solucionamos ésto? Os lo contaré en otra entrada. Vosotr@s id reflexionando mientras tanto 😜)

3.Tu vocabulario determina tu estado de ánimo. Cuida tus palabras y cuidarás tu vida.

¿Habéis escuchado alguna vez hablar del poder de utilizar un vocabulario positivo? Os pongo un ejemplo, ¿Cuál de las dos expresiones creéis que es más correcta?

  • Estoy a favor de la paz
  • Estoy en contra de la guerra

A simple vista sé que me diréis que es exactamente lo mismo, pero no es cierto. En la primera expresión estamos utilizando dos palabras positivas, pero en cambio en la segunda las dos palabras principales son negativas.

Por ejemplo, es menos efectivo para nuestro cerebro el pensamiento: “quiero dejar de tener deudas o problemas económicos” que decirle “quiero prosperidad económica” Nuestros pensamientos son físicos, piensa en algo, y lo atraerás…😵

4. La vida siempre podría ser mejor, pero disfruta el momento.

Nunca volverás a tener la oportunidad de vivir el momento presente, así que, por grandes que sean las adversidades, vívelo de manera plena.

5. El éxito es el resultado de un ligero equilibrio entre el hacer que las cosas ocurran y dejar que las cosas ocurran.

De manera sencilla yo lo interpreto como una mezcla de “a Dios rogando y con el mazo dando” y un “todo pasa por algo, incluso lo malo” Podemos controlar muchas de las cosas que suceden en nuestra vida, y tenemos que tomar decisiones responsables, que muchas veces evitarán que ocurran cosas malas. Pero las cosas malas ocurrirán igual. Debemos dejar fluir, aprender de lo que podamos y responder de nuevo con nuestra tenacidad a aquellas que no podemos controlar.

6. Los resultados brillantes se consiguen alternando periodos de máximo rendimiento con períodos de profunda renovación.

Oséase, lo que os decía al principio de la entrada. Que quien para repara, y que a veces para estar a tope cuando la vida así lo requiere también hay que practicar un poquito de procrastinación programada. ¿Qué es procrastinar? Brevemente, saber que tengo que ponerme a fregar los cacharros, y al no hacerlo, estar pensando toda la puñetera tarde desde el sofá en los cacharros, y no disfrutar ni de la peli, ni de los cacharros. Al contrario, la procrastinación programada es un concepto inventado por la menda lerenda, que consiste en posponer cosas no urgentes ni importantes de manera consciente, y sintiéndonos a gusto por descansar en lugar de realizar dichas tareas.

No todos los días seremos capaces de encontrar nuestros 10 minutitos de reflexión, pero yo un recurso que empleo muy útil es el de pensar en cuando lo podré hacer. No obstante, aunque no lo creáis, incluso esta semana que tenía 10 minutos para comer, esos minutos eran mi tiempo de reflexión.

7. Divide y vencerás

Cualquier tarea u objetivo, por engorroso que sea, puede dividirse en partes o metas más pequeñas que nuestro cuerpo y cerebro estarán más dispuestos a realizar. Este consejo aplica para grandes y pequeños proyectos. Ya sean intelectuales o físicos. Por ejemplo, ¿tienes que inflar 5000 globos? Divide tu tarea en 5 montones de 1000, y éstos 1000 a su vez, en montones de 100. La tarea de empezar con los 100 primeros no será tan insoportable, y a medida que vayas avanzando, dicho avance te empujará a seguir con el siguiente paso.

¡Pues hasta aquí lo de hoy! Que no quiero aburriros más. 😂 Y quiero procrastinar programadamente un ratito…

Muchos besos y nos vemos en la siguiente. Muaaaackssssssss 😘

PD. si no queréis perderos mis nuevas entradas, “mu fácil” aquí a la derecha 👉 tenéis un miniformulario. Con vuestro nombre y mail, os envío un correo cuando publique cositas nuevas. 👌

 

 

 

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies y el aviso legal de www.unamirinda.com más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar